Traductor/Translate

lunes, 6 de febrero de 2012

Un café en el Desafinados

Son tantas cosas las que me gustaría contarte, tantas rutinas dispares sobre las que poder discutir, sorprendernos y aprender. Me gustaría tanto sentarme contigo y pasar una tarde como las de antes. ¿Recuerdas la vieja cafetería que cerraron? Pasábamos allí casi toda la semana, envueltas en música medianamente aceptable, con nuestras tazas humeantes, el sonido del billar de fondo y nuestras carcajadas por encima de todo. ¡Menudo jaleo montábamos! (El 85% de nuestra felicidad se la debemos a los test de la Vale, nunca la basura ofreció tanta felicidad por tan poco). Suerte que allí les caíamos bien a todos,  sobre todo tú, porque era para darnos de comer a parte xD. Acuérdate de lo triste que nos pusimos cuando la cerraron. Aun hoy no hemos sido capaces de encontrar un sitio como aquél, aunque bueno, quizás haya que buscarlo donde estás tú... 

No quiero ser previsible pero... sabes que te dejaría con sumo gusto las orejas a la altura de los pies en cuanto te viera, ¡aunque tuviera que esperar cinco años! ¿Cómo se te ocurre no escribir? ¡Con lo que te gusta enrollarte! Si pudieras ver mi cara en este momento te reirías, porque soy todo un cuadro. No quiero dar detalles, ya me conoces, pero niña, me hace falta un aquelarre de los nuestros, un fin de semana a base de sangría y mojito en un lugar apartado, cerca de las estrellas y la oscuridad. ¿Verdad que a ti también te hace falta? 

Me gustaría saber que estas bien, que tu ánimo está en lo alto (y no como el mío que parece un yoyo subiendo y bajando). Esto está bastante vacío sin ti.

Besitos

4 comentarios:

Verónica C. dijo...

Ojalá aparezca...
Lugares apartados, cerca de las estrellas y la oscuridad, unos mojitos y poco más.
No hace falta nada cuando estamos a gusto.

Me alegra tu vuelta, negra, mucho.

Besos enormes

Dani Clemente dijo...

Cuando se habla directamente desde el corazón la voz siempre llega a alguna parte.

Athena dijo...

Nengra....
Qué te digo mi niña? Que os echo de menos todos y cada uno de los días, que me pesa demasiado la distancia, y quizá por eso no escribo más... que aún estoy intentando encontrarme después de este nuevo aterrizaje, que me cuesta la vida no arrepentirme de todo esto...
Hoy me habeis hecho llorar dos criaturas que quiero mucho, porque algo bueno he tenido que hacer para que sigais ahí, gracias.
A falta de nuestro Desafinado,de ese Nuevo Vale tan absurdo, pero que tan buenos ratos nos dió, sin nuestros mojitos y etc.... sabes que de una manera distorsionada y jodida (como no podía ser otra) seguimos ahí, en la lucha por esos sueños, juntas a pesar de la distancia.
Siento estar tan despegada, pero es que duele, y a veces me faltan las fuerzas...

Megapili dijo...

A veces la mejor respuesta es el silencio y otras, es la mirada.

Menos mal que la destinataria lo leyó! xDD

Besos