Traductor/Translate

sábado, 6 de febrero de 2010

Cansada

Estaba cansada de las mismas historias, de las mismas palabras, de las mismas situaciones... Estaba harta de la parodia de cada día y sentía que estaba pidiendo auxilio en una celda de aislamiento. Agarró entonces, su cigarro trucado, le dio una calada de las que hacen historia y soltó el humo lentamente, como queriendo escapar con él más allá de las nubes. Un pequeño atleta vino a entregarle un racimo de confianza, de apoyo y le dijo, sin palabras, que todo saldría bien. Parecía captar su alma la voz que aullaba notas de abandono en el salón, el murmullo de los pájaros que se agolpaban en su ventana. Parecía que la vida se había puesto de acuerdo para velar su fortuna, buena o mala. Tomó el mechero y volvió a prender su cigarro trucado. Ahora que estaba sola tras un paseo, empezaba a sentirse un poco más cómoda, siempre y cuando, no mirara hacia atrás. Dejó que el repentino silencio interrumpiera en su corazón y tembló, cuando los ecos escaparon y se elevaron por encima de ella misma. ¿Tantas ruinas te albergan?

5 comentarios:

MOIRA dijo...

"Dejó que el repentino silencio interrumpiera en su corazón y tembló...
Que hermosa forma de expresarlo..
Un beso

Ananda Nilayán dijo...

Definitivamente, negra, cuando se llega a esto no queda otra que cometer un acto de frivolidad en toda regla.

He dicho.

Megapili dijo...

jajajajajaja. la frivolidad es un arma muy divertida... sabes? xDD

un beso a ambas

Ananda Nilayán dijo...

Ay megapilix, iya, lo se... lo se... jajajaja

*Sechat* dijo...

A menudo dejarse llevar por el placer de un cigarro aunque esté trucado, ayuda a ver las cosas de otra manera. Un saludo.