Traductor/Translate

martes, 24 de marzo de 2009


Desfibré mis ideales de movimiento, con cuidado, los fui dejando uno a uno, heridos y muertos, sobre el suelo. Me parecieron tan pequeños que sentí grandes deseos de llorar. Delante de mis credenciales rotos, me encontré arrojando migajas de nostalgia sobre la desolación y acuné, lo que en su día fue un destino y que ya hoy, teñido con algas y sal, lleva el solemne perfume a naufragio.

Incontenible deseo de ser agua, de llevarme todo lo que me une a este mundo decrépito, desprendo lo que en mí pesa hoy demasiado y abandono, no sin antes agradecerle, los minúsculos crustáceos de mi incallable alma.

El calibraje está a punto, las condiciones son casi las idóneas. Hoy desciendo al mundo para convertirme en lo que tanto he ansiado ser. El tiempo de oscuridad me ha abierto los ojos y el dolor, el frío, el miedo, la soledad... han merecido la pena.

3 comentarios:

Ananda Nilayan dijo...

Por lo que veo, andas mudando la piel... no te la quedes mirando y sigue adelante, a mar abierto y sumérgete feliz entre los delfines y las sirenas. Un beso fuerte, Mega Pilix.

Megapili dijo...

asias^^ pero yo lo q kiero es un ángel de alas negras como este!!!! maaaaemia como está el nenorro!!!!

Gwynette dijo...

Un ángel tan negro me da mal fario !..hmmm, no te aconsejo que te abandones en sus brazos, és una intuición...:)
Besitos