Traductor/Translate

viernes, 22 de mayo de 2009


Alzó la voz,
pero sólo pudo alcanzar el silencio.

Anulada,
pesados pasos la llevaron hasta la barandilla
y, con la mirada perdida,
contempló las olas.

Sonrió,
como si el murmullo del océano
le hubiera susurrado
"calma, todo irá bien".

Y se perdió por el puerto
entre la multitud,
como si nunca le hubiera
sucedido aquéllo...

2 comentarios:

Ananda Nilayan dijo...

Negra, me gusta y me impregna de sensciones oscurridizas, de esas que acompañan en la soledad de un paseo en día gris frente al mar. Besos.

Megapili dijo...

;) Gracias^^